Lanzamientos
Medios donde nos publicamos
Uso de los protectores solares
Noticias actuales sobre cuidado de la salud
Los Genéricos
Eventos promocionales en puntos de venta
“Con ejercicio y dieta puedo controlar mi hipertensión sin necesidad de tomar medicamentos” Mito o realidad. 
Los hábitos saludables son necesarios para mantener los niveles de presión arterial adecuados.
Para conservar las cifras de tu presión arterial en parámetros normales, es necesario entre otras cosas, llevar una alimentación balanceada, baja en sal y en calorías, así como hacer ejercicio aeróbico ligero: caminata, bicicleta o trote suave sobre todo si sufres sobrepeso.  A continuación te detallamos algunos puntos importantes para fomentar un estilo de vida saludable y tomar el control de tu presión arterial:

 – Pérdida y mantenimiento de peso
El sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de hipertensión. La pérdida de peso es la medida más efectiva para empezar a disminuir la presión, incluso con la reducción del primer par de kilogramos se puede observar un impacto positivo.  – Mantener una alimentación saludable y balanceada.
Disminuir el consumo de grasas, principalmente de origen animal, y carnes rojas y aumentar el consumo de frutas y vegetales ayuda a mantener una presión saludable. Así aumentarás la cantidad de fibra que ingieres, lo cual ayuda además a conservar los niveles de colesterol y triglicéridos en rangos adecuados. 
 – Reducir el consumo de sal.
El exceso de sal que añadimos a los alimentos favorece que la presión se eleve porque retiene líquidos. Al preparar los alimentos evita agregar sal, utiliza condimentos y algunas especies para darles sabor o cocínalos al vapor o a la plancha. No pongas el salero en la mesa y evita los embutidos, ahumados, y conservadores. Lo ideal es consumir menos de ¼ de cucharadita de sal al día. – Hacer ejercicio.
Realizar ejercicio aeróbico (cardiovascular) regular como caminar a un paso constante al menos 30 min diarios, nadar o andar en bicicleta logra disminuir la presión arterial, mejorar tu estado físico, proteger tu corazón y mantener tu peso. 
 – Evitar el estrés.
El estrés excesivo puede producir picos e incrementos del nivel de tensión arterial que podrían llegar a ser peligrosos. Intenta evitar en medida de lo posible el estrés y dedícale tiempo a realizar actividades que te relajen, por ejemplo hacer ejercicio, leer o practicar yoga. 
 – Evitar o reducir el consumo de alcohol.
Las personas que consumen alcohol en exceso presentan una presión más alta y hace más difícil el control de la presión si alguien ya está en tratamiento. Así es que al disminuir el consumo o evitarlo también la presión disminuye en pocos días. 
– Limitar el café.
El café también provoca que se eleve un poco la presión generalmente por períodos cortos por eso es importante evitar beberlo en exceso y limitar la cantidad de tazas al día a no más de tres. 
 – Dejar de fumar.
Fumar es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular y provoca aumento de la presión que es pasajero pero a la larga el daño que sufren las venas y arterias se acumula provocando elevación en la presión y el difícil control. Si los niveles de presión son muy elevados o no responden bien a las medidas tomadas y al cambio de hábitos es necesario incluir medicamentos antihipertensivos en el tratamiento. Lo más importante es individualizar el tratamiento y mantener un seguimiento y monitoreo. Evita la automedicación o la suspensión de medicamentos sin la supervisión de tu médico.
Protector solar debe usarse en cualquier época del año El uso del bloqueador solar para proteger la piel de afectaciones por la radiación ultravioleta es fundamental en cualquier época del año, para prevenir enfermedades, principalmente el cáncer.
 
 La presidenta del Colegio de Dermatólogos de Hermosillo, Alba Borbón Armenta, indicó que los profesionales de esta disciplina médica fomentan la cultura sobre el uso de protectores solares.
  
En entrevista, explicó que en Sonora, una región con altos niveles de radiación solar, un gran porcentaje de la población tiene ya la cultura en el uso del bloqueador. "Lo hemos logrado, después de muchos años de invitarlos a que se cuiden".
  
Sin embargo, anotó, así como existen muchas personas sensibilizadas, también hay quienes se resisten o no se hacen a la idea de utilizar este tipo de protección para desarrollar todo tipo de actividades a la luz del día.
 
 El uso del bloqueador solar es muy importante y tiene su mecanismo, pues su aplicación debe ser en capas gruesas y evitar frotarse, "lo queremos afuera como protección, no adentro".
 
 Además del uso del protector, también es necesario usar ropa clara y manga larga y sombrero, especialmente las personas que trabajan en el sol, para tener una protección más integral.
 
 La especialista en el cuidado de la piel mencionó que los bloqueadores solares tienen ahora diversas presentaciones como son crema, gel, espuma y aerosol, entre otras, y que deben utilizarse también de acuerdo con el tipo de piel.
  
 Borbón Armenta destacó que el protector solar debe utilizarse en cualquier época del año, incluso en invierno y en un día nublado, puesto que la radiación solar no cambia.
 
A la gente que trabaja en el exterior y bajo la luz solar se le recomienda, además de usar el bloqueador de la radiación ultravioleta, que siempre utilicen sombrero, ropa clara y de manga larga para repeler los rayos ultravioleta.
  
La dermatóloga refirió que en los últimos 15 años ha aumentado la incidencia de cáncer de piel, principalmente entre la población joven, pues mientras antes la enfermedad se presentaba en personas mayores de 50 años, ahora los pacientes son menores de 30 años.
 
 De acuerdo con la Fundación Mexicana para la Dermatología, el cáncer de piel ocupa en México el primer lugar de incidencia en hombres y el tercero en mujeres.
 
Un estudio de dicha organización señala que en un día de actividades recreativas, 36 por ciento de personas con afectaciones en la piel y que están atendidas, tienen la costumbre de permanecer más de dos horas expuestas al sol.
 
 El 48 por ciento se exponen al sol entre las 11 y las 16 horas, en tanto que solo el 28 por ciento de la población tiene el hábito de aplicarse bloqueador solar y durante un día de exposición solar el ocho por ciento lo usa más de dos veces. El protector solar cambió La próxima vez que vayas al súper o a la farmacia a comprar protector solar puede ser que no encuentres lo que estás buscando, esto se debe a que una nueva ley en México no permitirá que se vendan productos con más de 50 SPF. ¡Olvídate de tu “bloqueador del 100”!   ¿Por qué se crea la ley?   La diferencia entre un protector solar con 50 SPF y uno con 100 SPF es mínima, pero el número alto puede provocar “falsa confianza” entre los consumidores, haciéndonos creer que nos protege por más tiempo o utilizando menos producto. En realidad un protector con SPF 50 es todo lo que necesitas, la protección al 100% no existe, ni tampoco los productos que te protegen por 24 horas. ¿Qué es SPF? El factor de protección solar indica cuantas veces más una persona puede estar expuesta al sol antes de quemarse cuando lo usa. Por ejemplo, un SPF 15 aumenta 15 veces el tiempo que una persona puede pasar bajo los rayos del sol antes de dañar su piel. ¿Cómo aplicarlo correctamente? Se recomienda que con el bloqueador traces una línea de protector solar de tu dedo índice a la muñeca. Esta es la cantidad que debemos aplicar por área. El cuerpo de un adulto tiene 11 áreas donde debemos aplicar el protector como lo pueden ver en esta imagen. Así que siéntete seguro con un bloqueador de 50+.